KTM

ACCESORIOS PARA KTM

 

1090/1190/1290

890 ADV/790 ADV R

KTM 390 ADV

KTM DUKE 390

DUKE 390 NG

KTM DUKE 250

KTM DUKE 200

 

KTM DUKE 200 NG

Listo para correr en una KTM

 

En 1934 Hans Trunkenpolz estableció Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen, una empresa de metalurgia ubicada en la localidad austriaca de Mattighofen. Entre 1937 y 1938 empezó a vender motocicletas DKW y vehículos de la marca Opel. 

 

Durante la segunda guerra mundial la empresa creció rápidamente, ya que se dedicaba a la reparación de motores diesel de tanques de guerra y maquinaria pesada, pero al terminar la guerra la demanda de reparación de motores se redujo y obligó a la empresa a producir algo más.

 

Hans tuvo la idea de empezar a fabricar motocicletas, hasta que en 1951 nace su primera modelo conocida como la R 100. Todos los componentes de la motocicleta fueron producidos en la empresa a excepción del motor Rotax que fue fabricado por Fichtel y Sachs.

 

 

En 1953 el empresario Franco Prida se convertiría en el principal accionista de la compañía que luego pasó a llamarse Kronreif Trunkenpolz Mattighofen. Un año después KTM comenzó la producción en serie de la R100, un modelo del cual se fabricaban tres unidades diarias debido a que solo contaban con 20 empleados.

 

El primer título de la compañía en carrera se ganó en el campeonato nacional austriaco de 1954, categoría 125 cc. En 1955, con la aparición del modelo de turismo Grand Tourist de 125 cc KTM comenzó a hacerse más fuerte en la fabricación de motos de carreras, razón que junto al motociclista Egon Dornauer lo llevó a conquistar el oro en el International Six Days Enduro. A partir de ese momento la frase “Ready to race” comenzó a ser un indicador de reconocimiento para la marca austriaca.

 

 

En 1957 KTM construye la primera motocicleta deportiva, la Trophy 125, y modelos como la pony 1 y pony 2.

 



En 1962 muere Hans Trunkenpolz y su hijo Erich Trunkenpolz se hizo cargo de la empresa, razón por la que la esta se renombró Kraftfahrzeug Trunkenpolz Mattighofen. En ese momento KTM tenía 180 empleados y estaba facturada en 3.5 millones de euros.

 

Durante los años 70 la compañía ya producía sus propios motores y para 1971 contaba con unos 400 empleados, lo que le permitía ofrecer 42 modelos diferentes, hasta que en 1978 se fundó KTM North America Inc en Lorain, Ohio. Esto impulsó  los negocios internacionales a ascender al 72% de la facturación de la empresa.

 

La fabricación de motocicletas innovadoras continuaba, ya que en 1986 KTM fue la primera fábrica que ofreció frenos de disco delanteros y traseros para las motocicletas comerciales, al año siguiente construyeron motores de cuatro tiempos y un solo cilindro. 

 

En 1988 la compañía pasó a llamarse KTM Motor Fahrzeugbau AG y esta se vio obligada a detener la producción de scooters. Un año después muere  Erich Trunkenpolz y en 1991 KTM  se declara en quiebra. En 1992 la crisis que atravesaba KTM fue alivianada por la gestión de los bancos y los apoderados de la empresa, ya que para recuperar la compañía, está tuvo que ser dividida en cuatro nuevas entidades: KTM Sportmotorcycle GmbH (división de motocicletas), KTM Fahrrad GmbH (division de bicicletas), KTM Kühler GmbH (división de radiadores) y KTM Werkzeugbau GmbH (división de herramientas).

 

Tras la crisis KTM lanzó modelos como la KTM 620 o DUKE 1, y la KTM 640 o DUKE 2. 

 

 

 

En los años siguientes la compañía austriaca sigue destacándose en importantes campeonatos, como en el que participó en 2017, donde KTM alcanza un nuevo hito al ser la única marca presente en todas las categorías.

 

KTM continúa su expansión:

Colombia,  India y Malasia son los únicos países del mundo autorizados para ensamblar las motocicletas de la marca austriaca deportiva. Desde 2012 Auteco S.A.S, se convirtió en la única empresa colombiana autorizada por KTM para ensamblar, importar y distribuir sus motocicletas, además de abrir tiendas exclusivas en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla.

En las dos plantas de Auteco S.A.S. ubicadas en  Itagüí y Cartagena se ensamblan increíbles modelos como la 250 Duke, 390 Duke, RC 200 y la 200 Duke, con este último modelo que se caracteriza por su toque urbano y versatilidad se ha logrado incrementar las cifras en ventas.



El top 5 de KTM:

 

RC 390: Dotada con una apariencia deportiva, esta motocicleta de motor monocilíndrico de 4 tiempos y 373 cc que rinde una potencia de 44 caballos de fuerza, ofrece agilidad y rapidez tanto en las curvas de carretera como en pistas de carreras. La RC 390 es capaz de realizar el 0 a 100 en 5,5 segundos. 

 



KTM 450 SX-F Factory Edition: Esta motocicleta es ideal para los aficionados del motocross, ya que al contar con un motor de 450 cc que rinde 53 caballos de potencia, le permite ofrecer un alto rendimiento en competencias y alcanzar velocidades de hasta los 200 km/h.

 



KTM 500 EXC-F Six Days: Debido a su potencia y exclusividad, esta es la moto de Enduro con el precio más elevado de la marca austriaca. Cuenta con un motor de 510 cc que desarrolla 40 caballos de fuerza y alcanza velocidades de 160 km/h.

 



1290 Super Duke GT: Esta Sport Touring toma de base la 1290 Super Duke R, una motocicleta con un motor V-twin de 1300 cc. La 1290 Super Duke GT es ideal para realizar largos viajes ofreciendo alto rendimiento y comodidad. Tiene la capacidad de realizar el 0 a 100 en menos de 3 segundos y alcanzar velocidades de hasta 250 kilómetros por hora.

 



1290 Super Duke R: Este modelo cuenta con un chasis de sección tubular en acero al descubierto que permite contemplar su majestuoso V-twin de 1300 cc, el motor más avanzado de KTM. Está dotado de válvulas de admisión mecanizadas en titanio, embrague antirebote, sistema de doble encendido y alta tecnología de conducción que le permiten alcanzar velocidades de hasta 300 km/h.

 



Por ahora solo nos queda esperar por las  potentes máquinas que saldrán al mercado en los próximos años y tener el placer de seguir disfrutando del poder y dinamismo de KTM en cualquier pista.

To Top